julio2014_shakuhachi_top

 

¿Han escuchado alguna vez el sonido del Shaku-Hachi? Shaku-Hachi es una flauta de bambú japonesa. El 22 de julio en Madrid, tuvimos la oportunidad de asistir a un concierto de este instrumento tradicional, interpretado por dos maestros: Kohei y Yoshimi Tsujimoto. Padre e hija.

 

 
julio2014_shakuhachi_9Tras una breve actuación en la fiesta de BON ODORI celebrada el día 20 de julio y organizada por la Asociación de la Comunidad Japonesa de Madrid, los dos músicos dieron un concierto único en el salón de actos de la Embajada de Japón en España.

 
Acompañados por el elegante sonido del “Koto” (arpa japonesa) a manos de la maestra Yoshie Sakai, Kohei comenzó el concierto con “Mar de primavera”; una pieza compuesta por Michio Miyagi, uno de los compositores más famosos de música contemporánea en Japón.
 
Seguidamente padre e hija tocaron “El aullido de dos ciervos”, que representa la conversación entre dos ciervos en la profundidad nocturna de un bosque, y “La grulla en su nido”; dos piezas tradicionales en este instrumento.

 
julio2014_shakuhachi_5Después, tres piezas populares de Japón: “El otoño de la aldea”, “La luna en una ruina del castillo” y “Mira las estrellas del cielo”; testimonio de que este instrumento milenario también es capaz de expresar la música contemporánea.

Para finalizar, Yoshimi tocó junto con el Koto de Yoshie los tres preludios del viento: “Luz del viento”, “Claridad del viento” y “Aroma del viento”.
Por último, Yoshimi y Yoshie regalaron al público una pieza japonesa con un toque español: “La noche española” compuesto por Toshihiko Mizuno.

 
julio2014_shakuhachi_7Sorprendentemente la misma Yoshimi habló en un español que rozaba la perfección sobre el dúo formado con su padre y las piezas que tocaron en este concierto, según ella aprendido la noche anterior para dirigirse al público español en el idioma de su país.

Tras el concierto, el maestro Kohei habló al público sobre el Shaku-Hachi.
Normalmente este instrumento sólo se fabrica con “Madake”, un tipo de bambú, pero también existen ejemplares en Australia hechos de madera o incluso en plástico, estos últimos buscando un precio más asequible.
 

 
julio2014_shakuhachi_6El Shaku-Hachi más corto mide unos 33 centímetros y el más largo puede alcanzar casi un metro.
La tonalidad del Shaku-Hachi no se consigue sólo con la disposición de los dedos en cada agujero de la flauta, sino que también depende del ángulo desde el que se sopla. Es un instrumento en el que cada músico determina su manera de tocar con el tiempo.

 
La directora del departamento de cultura de la Asociación de la Comunidad Japonesa de Madrid, Sra. Kayoko Ishimaru, se encargó de la presentación del evento.
También tradujo de manera simultánea y excelente las preguntas que el público quiso transmitir a los músicos.

 

 
Este concierto ha sido organizado por la Asociación de la Comunidad Japonesa de Madrid y es uno de los eventos del Año Dual España Japón 400 años de relaciones.

 
julio2014_shakuhachi_11